Entrevista a Inmaculada Fernández, responsable de proyectos de Fundación Inocente, Inocente

May 12, 2021

La Gala Inocente, Inocente lleva 25 años ayudando a los menores que más lo necesitan. El programa, que se emite en Televisión Española en los días previos a Navidad, recaudó en su última edición más de un millón y medio de euros que serán destinados a financiar proyectos de entidades de toda España. Entre los 91 beneficiarios se encuentra ASPACE Cáceres, que podrá hacer realidad su iniciativa “Dame voz”, la cual consiste en crear un banco de dispositivos de comunicación que hará más fácil el día a día de muchos niños y niñas. Charlamos con la Responsable de Proyectos de la Fundación, Inmaculada Fernández.

Pregunta. Ha pasado más de un año desde que, desgraciadamente, comenzó la pandemia de la Covid-19. ¿En España, cuánto ha agravado esta situación el día a día de los niños y niñas en riesgo de exclusión social?

Respuesta. Este año ha sido difícil para todos, pero se ha cebado especialmente con las familias en riesgo de exclusión social, que han sufrido un empeoramiento de sus condiciones de vida, han visto reducidos unos ingresos que ya eran bajos y han tenido que compatibilizar el cuidado de los hijos con sus trabajos. Esta situación ha supuesto un aumento de la desigualdad, quedándose atrás los alumnos que menos apoyos tienen en casa y menos acceso a recursos educativos. Esta problemática se ve agravada en aquellos niños y niñas que viven en pisos reducidos, hacinados o en infraviviendas. Y mucho más todavía cuando hablamos de menores con alguna enfermedad o discapacidad añadida. Por todo esto lanzamos una convocatoria de ayudas en mayo de 2020 bajo el lema #NoTeDejoAtrás.

P. En su última gala, en diciembre, recaudaron 1.602.934 euros, más de 300.000 euros más que en la anterior, ¿considera que la difícil coyuntura que se vive a nivel global ha hecho a la sociedad española más solidaria?

R. España es solidaria, siempre lo ha sido, está en nuestro ADN y creo que es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos. La pandemia ha tenido muchas caras muy feas pero también ha conseguido que nos preocupemos por nuestros vecinos, que cosamos mascarillas, que muchas empresas y comercios se hayan reinventado para ver cómo podían ayudar… Este año afrontamos la gala con cierto miedo, no sabíamos cuál iba a ser la respuesta después de unos cuantos meses de muchas peticiones de ayuda y de incertidumbre económica. Cuando empezaron a sonar los teléfonos y no paraban fue muy emocionante, realmente vivimos en un gran país.

P. Y ustedes, Inocente, Inocente, llevan 25 años ayudando a los menores que más lo necesitan. Debe de ser una de las actividades más satisfactorias que existen.

R. Lo mejor de lo mejor. Es una maravilla poder ser los catalizadores de las donaciones de tantas personas a las entidades que trabajan en muchas provincias, ciudades y pueblos para ayudar a los más pequeños. También es una gran responsabilidad, porque los donantes confían en nosotros para hacer llegar sus ayudas. Por este motivo hacemos un seguimiento exhaustivo de los proyectos que apoyamos.

“La adquisición de medios adaptados es una gran parte de las ayudas solicitadas”

P. En esta ocasión, han seleccionado 91 proyectos. ¿Qué factores tienen en cuenta a la hora de elegir qué propuestas financiar?

R. Tenemos en cuenta muchos aspectos, pero principalmente, la necesidad concreta del proyecto presentado, la adecuación y coherencia del presupuesto respecto a los objetivos, los beneficios para el colectivo atendido, el número de beneficiarios directos y la capacidad de la entidad para desarrollar el proyecto.

P. ¿Cuántas entidades suelen presentarse a la convocatoria?

R. En esta ocasión han sido 168, pero el número depende de la causa de cada año.

P. La edición de 2020 logró una media de audiencia de 1.157.000 espectadores, una cifra considerable teniendo en cuenta el aumento imparable de la oferta de contenidos audiovisuales con el nacimiento de nuevas plataformas.

R. Estamos muy contentos, es una audiencia superior a la media de la cadena y eso ya es un logro. Es verdad que hace 25 años sin tanta oferta de canales, plataformas y contenidos audiovisuales todo era más fácil, pero seguimos aquí 25 años después y eso no es algo que puedan decir muchos programas. Nos hemos convertido en una tradición navideña para una gran parte de la sociedad española.

P. En términos de análisis de audiencia, ¿es el espectador de la Gala Inocente, Inocente fiel al programa año tras año, o suele ser un perfil que llega a TVE por casualidad en el momento de la emisión?

R. Nuestra vocación es llegar a todos, de hecho, estamos muy contentos porque vamos bajando la franja de edad y la gente joven también empieza a participar de nuestro proyecto, pero claramente tenemos un grueso de espectadores/donantes que son muy fieles a nuestra gala y que se sienten parte de la Fundación Inocente, Inocente.

P. La colaboración de Fundación Telefónica imagino que es esencial: 350 “teleoperadores solidarios” participaron en la última gala.

R. Sin duda, la participación de los voluntarios de Fundación Telefonica es un apoyo muy importante desde hace años para la puesta en marcha de la gala. Hemos llegado a una relación muy consolidada y aunque este año esa presencia haya sido más virtual, confiamos en que pronto volvamos a vivir la gala todos juntos.

“Hacemos un seguimiento exhaustivo de los proyectos que apoyamos”

P. Son muchos los rostros conocidos que, anualmente, se unen al evento. En 2020, Dioni (Camela), David DeMaría, Joao Félix… Además de contar, nuevamente, con varios de los mejores presentadores de la televisión española.

R. La verdad es que es una suerte. Muchos de nuestros “inocentes” lo viven con ilusión y aunque pasan un “mal ratito”, en cuanto descubren que es una broma y que es por una buena causa se sienten encantados de participar. Es gracioso ver como los famosos más jóvenes te dicen que ellos han crecido viendo Inocente y están muy orgullosos de ser víctimas de nuestras inocentadas. Respecto a los presentadores, qué podemos decir, más que presentadores son nuestros embajadores: Juanma Iturriaga, Anne Igartiburu, Jacob Petrus y Carolina Casado son la cara visible de nuestra Fundación y siempre están disponibles para todo lo que les pedimos. ¡Son un 10!

P. Hablemos de ASPACE Cáceres, una de las entidades que recibirán financiación. ¿Qué es lo que les atrajo de la iniciativa ‘Dame voz’?

R. El proyecto consiste en la adquisición de materiales de acceso a la comunicación (dispositivos, licencias…) para crear un banco de préstamos en la entidad. Los dispositivos se utilizarán para evaluar el mejor sistema de comunicación para cada niño. Nos gustó la idea de poder evaluar, por un lado, cuál es el dispositivo más idóneo para el niño, y por otro, que el niño se adapte bien al sistema de comunicación. Así, una vez comprobada su efectividad, la familia adquiere el dispositivo con la seguridad de que será útil para su hijo. También es importante que en caso de que la familia carezca de recursos, se planteará la posibilidad de alargar el préstamo en el tiempo hasta encontrar una solución a esta situación.

P. ¿Qué importancia tienen los dispositivos alternativos de comunicación para los niños y niñas que los necesitan?

R. Son una ventana al mundo, las personas necesitamos comunicarnos y los avances tecnológicos están permitiendo que muchos niños que antes vivían encerrados en su cuerpo puedan comunicarse con su alrededor. Estos medios son caros pero es un derecho que tenemos que conseguir que llegue a todos. Es fundamental para unos padres saber que su hijo está bien o que tiene sed, le duele algo o tiene calor, pero también que pueda expresar otras cosas, sus sentimientos, sus curiosidades, sus ganas de conocer a otras personas. Es emocionante ver como con el movimiento de las pupilas se abre el mundo para muchas personas.

P. ¿Hay ideas similares entre los más de 90 proyectos seleccionados?

R. Hay de todo, por desgracia las necesidades son muchas. La adquisición de medios adaptados es una gran parte de las ayudas solicitadas, pero también apoyo escolar, brecha digital y ayudas directas para alimentación.

P. Como comentábamos al principio, la Gala Inocente, Inocente, ha celebrado sus “bodas de plata”, ¿ahora, a por las de oro, no?

R. ¡Por supuesto! Mientras haya niños que necesiten nuestra ayuda tendremos que seguir adelante.

Share This