José Luis Rivero, fotógrafo: “Estas personas tan maravillosas me han enseñado mucho”

Feb 3, 2021

 

José Luis Rivero (Plasencia, 1968) se define como un fotógrafo autodidacta, apasionado por captar a través del objetivo todo aquello que le transmita sensaciones. Tras 25 años retratando imágenes de la naturaleza extremeña, ha participado en numerosos proyectos y dejado su impronta en libros y revistas, además de resultar premiado en concursos de prestigio.

Este mes de enero se desplazó con su equipo fotográfico al centro de ASPACE en Jaraíz para disfrutar de una experiencia única en sus más de dos décadas de trayectoria: inmortalizar el día a día de las personas usuarias del centro. El resultado, una exposición absolutamente emotiva.

Pregunta. ¿Cómo surgió la posibilidad de realizar una exposición donde los protagonistas son las personas usuarias de ASPACE en Jaraíz?

Respuesta. La verdad que fue casual. A través de una amistad del centro de ASPACE en Jaraíz me comentaron que querían hacer una exposición con las personas usuarias del centro. Ya conocían un poco mi trabajo fotográfico, pues aparte de hacer naturaleza siempre he tocado otros temas, como actividades de ocio, tiempo libre, retratos…

Me ofrecieron esa posibilidad y me pareció una idea muy interesante ya que son personas que transmiten mucho en su entorno. Espero que lo que yo haya querido mostrar se vea reflejado en las imágenes de estas personas tan maravillosas, que me han enseñado mucho a través del objetivo.

“Estas personas tan maravillosas me han enseñado mucho”

P. ¿Cuánto tiempo le ha llevado confeccionarla?

R. La realización de las fotografías me llevó una mañana, sin tener nada preparado, simplemente estando con ellos y haciéndoles sentir que yo era parte de las actividades, pero con una cámara en la mano. Intenté que fuera lo más natural posible.

Intenté reflejar su día a día, su afinidad con los cuidadores, lo bien que se sienten, las actividades que les gusta hacer. Quería transmitir sus sensaciones. Colaboraron mucho conmigo y estoy muy agradecido.

P. ¿Ha sido su primera experiencia en un proyecto de estas características?

R. Pues sí, nunca había participado en un proyecto así. Es la primera vez que realizo este tipo de fotografía.

P. ¿Qué es lo que pretende reflejar con sus imágenes?

R. En primer lugar, la naturalidad con la que realizan sus actividades y su superación en el día a día haciendo lo que les gusta.

He notado lo bien que se sienten, lo que aportan a sus compañeros, su trato con los cuidadores, la mejoría del día a día, las sensaciones, las miradas, la compenetración entre ellos, la amistad, la simpatía…

Quería conocer cómo viven y buscar esos momentos en los que transmiten la sensación de que están completamente capacitados para hacer lo que ellos pretenden.

Ha sido muy gratificante. He tenido unas sensaciones de alegría, de estar en compenetración con ellos. Esto es lo principal.

P. Una vez finalizada su obra, ¿qué experiencia destacaría?

R. Me parece que aporta mucho a los familiares, trabajadores y otras personas que visitan el centro. En las fotografías considero que se refleja lo bien que se encuentran, el compañerismo que existe entre ellos y la alegría que desbordan al sentirse personas capaces de tener una vida como los demás.

“Me encantaría repetir el proyecto en otro centro de ASPACE Cáceres”

P. ¿Ha sido un trabajo espontáneo o cada fotografía estaba previamente ideada?

R. El trabajo ha sido totalemente espontáneo, como a mí me gusta. Simplemente dejarlos hacer a ellos y buscar esos momentos en los cuales reflejan su motivación y sensaciones, actuando de una forma natural sin pensar que yo estaba allí retratando.

P. ¿Le gustaría repetir el mismo proyecto en otros centros de ASPACE?

R. Por supuesto que me encantaría. Para mí, ha sido la primera vez en un centro de estas características y con estos protagonistas. La verdad que, aparte de que me sentí uno más, fue una experiencia muy gratificante, muy bonita. Me aportaron muchísimo.

Ha supuesto una lección de humildad ver que a veces somos personas que nos preocupamos por cosas insignificantes, y viviendo ese día en ASPACE me di cuenta que con trabajo e ilusión se pueden conseguir muchas cosas. Me sentí muy arropado y tengo que dar las gracias por haberme permitido formar parte de este proyecto.

Share This